Mas allá del Mar (Deepwater Horizon)

julio 3, 2010

Tengo miedo por la espuma
Tengo miedo por la arena
Se que no logro comprender su inmensidad
Tengo miedo por los peces
Tengo miedo por los pájaros
Me atormenta la claridad cuando cae sobre mi cuerpo
Tengo miedo por los arrecifes
Tengo miedo por su casa el mar
Y nuestra voz que no se alzo en contra de lo que nos llevo a esa catástrofe
Me dan miedo las tortugas
Me dan miedo la ballenas
Se deslizan obscuras derritiéndose como chocolate en el vapor de mis sueños últimamente
Y mas allá del petróleo, la culpa es de nuestra demanda

Beyond the Sea (Deepwater Horizon)

I’m afraid for the foam
I’m afraid for the sand
I know I can not comprehend it’s magnitude
I’m afraid for the fish
I’m afraid for the birds
I am tormented by its clearness falling on my body
I’m afraid for the coral reefs
I’m afraid for the sea- it’s home
And our unraised voices leading to this catastrophe
I fear the turtles
I fear the whales
They slide dark, like melting chocolate over the steam of my dreams lately
Beyond petroleum, it is the fault of our demand

Luz Aguirre

Anuncios

Un pez fuera del agua

septiembre 28, 2009

La sangre le ardía en el interior, abrió los ojos y alzó la mirada, el estaba, como siempre, ausente para el; trató de recordar cómo es que había llegado hasta allí, no tuvo tiempo, de pronto y con lujo de violencia entraron dos tipos que traían arrastrando a otro par de desgraciados, estos chorreaban sangre y sus leves quejidos se convertían en furiosos llantos en aquella mazmorra malsana, los botaron allí y se largaron lanzando al aire toda clase de gritos eufóricos festejando nuestra desgracia. Poco a poco sus recuerdos eran mas claros pero sus sentidos aun estaban confundidos debido a los golpes recibidos, quiso preguntar algo a los recién llegados pero no pudo, su garganta estaba muy dañada y fue entonces que recordó algo, habia asistido al gran juego, la pasión de su vida: El soccer; el equipo de sus amores enfrentaba al acérrimo enemigo en la gran final y su obligación era formar parte de ese gran acontecimiento y juntos hacer historia y así pues junto con los amigos se armó un gran grupo de apoyo. Desde los preparativos comenzó a festejar, tenía derecho a hacerlo era una ocasión que se vive una sola vez en la vida y no cualquiera la vive. Para cuando llegaron al estadio los efectos del alcohol comenzaban a hacer efecto, charlando efusivamente con todo el mundo hacía amistad con gente que no conocía, convirtiéndolos en sus grandes camaradas de inmediato. Cuando alguien, inesperadamente, le buscaba camorra, lo ignoraba. “No quiero echar a perder la gran felicidad de este día” pensaba, y ya para cuando comenzó el juego y en un momento de lucidéz se dió cuenta que aquel río de gente y festejo lo había arrastrado hacia la porra del equipo contrario pero, no le importó mucho solo que en ese instante se dió cuenta que se había vestido hasta con los calzones del color de su equipo. En ese momento se sintió como un pez fuera del agua, pudiendo respirar solamente, quizás, por las cantidades industriales de alcohol ingerido en medio de aquel mar infestado de enemigos, hasta que despertó amarrado, golpeado, humillado y sarrapastrosamente derrotado.